Imprimir

CASI EL 60% DE LOS ARGENTINOS DEBE PLATA Y MUCHOS PIDEN PRESTADO PARA COMER

2019-07-09 |

 Más de la mitad de los habitantes de nuestro país está endeudado. En el 58 por ciento de los hogares manifiestan tener algunas o muchas deudas, contraídas en el  circuito financiero o con familiares. La toma de un crédito, como se sabe, puede responder a muy distintos motivos –comprar un vehículo, una casa, acceder a un mayor confort, mudarse o viajar–, pero el endeudamiento de esta época tiene poco que ver con ese tipo de proyectos asociados al crecimiento económico o mejora de la calidad de vida. Se trata, en su mayoría, de deudas que expresan los brutales procesos de empobrecimiento que atraviesan hoy las clases medias y populares, en los que el dinero pedido se destina a cubrir gastos para gastos corrientes, vinculados a la sobrevivencia.

El endeudamiento de las familias se corresponde con el territorio más empobrecido y de trabajadores más precarizados.

“Desde el Monitor de Clima Social lo que vemos es que el 78 por ciento dice que se restringió, que no puede pagar las tarifas o se endeudó para pagarlas, los alquileres también crecen por encima de la inflación porque la propiedad está dolarizada, las personas bajan el gasto en lo que tiene que ver con recreación, bajan las vacaciones, bajan a segundas marcas ... y hay un 50 por ciento que señala que restringe alimentos”, indica Matías Barroetaveña, director del CEM, poniéndoles contexto a los datos . “Es decir, cuando restringís alimentos es porque ya no tenés de otro lado de dónde achicar, porque te están bajando los ingresos por la inflación o porque te quedaste sin una entrada. Entonces se achican los ingresos, suben los egresos, te endeudás para tratar de cubrir esa brecha”. 

Veinticinco de cada cien endeudados contestaron que lo están mucho. Tres de cada diez se sienten menos atosigados y se describen con “algunas “ deudas. 

En relación al año anterior, el 81 por ciento de los deudores dijo estar “algo más o mucho más” endeudado, y apenas 15 de cada cien pudieron reducir su deuda algo o mucho. 

Sobre las razones por las que las personas pidieron dinero, 54 de cada cien declaró que para gastos de todos los días, es decir, consumos de corto plazo, otro indicador indirecto de la crisis de los hogares. Sacar un préstamo para pagar comida o un alquiler significa entrar en un circuito que se muerde la cola, una espiral hacia un mayor empobrecimiento. Como no se llega con los ingresos propios a cubrir los gastos se toma el crédito. Pero si se pide dinero dentro del circuito financiero, las deudas son a tasas usurarias, lo que genera deudas que luego no se pueden pagar. 

En el listado de motivos aparece luego, muy lejos, los pagos de servicios, con el 14 por ciento de los casos. 

Cuando se  preguntó con quiénes están más endeudados, el Banco fue la primera opción (30 por ciento) y familia o amigos la siguiente (22), números que hablan de que el colchón social que generalmente teje la red familiar está adelgazado.

El número más alto de endeudamiento declarado con Bancos se da en la Ciudad de Buenos Aires (50 por ciento de los casos), lo que los autores del relevamiento vinculan con ingresos promedios más altos y mayor bancarización, una situación relacionada con el trabajo registrado. 

 

Volver

Volver

El Tiempo
Pronóstico de Tutiempo.net
Horoscopo
Acuario
Piscis
Aries
Tauro
Géminis
Cáncer
Leo
Virgo
Libra
Escorio
Sagitario
Capricornio
Clasificados
Newsletter

Recibe nuestros newsleter