Imprimir

EL BONO DE $5.000 QUE DIO EL GOBIERNO DE MACRI PUEDE SER A CUENTA DE AUMENTOS DE SUELDOS

2018-11-09 |

 El bono no remunerativo de cinco mil pesos que dispuso el gobierno como pago de refuerzo salarial en el sector privado, se abonará por mitades con los sueldos de noviembre y enero; pero los empleadores podrán considerarlo absorbido si realizaron acuerdos de pagos en concepto de revisión salarial por sobre las paritarias firmadas originalmente para este año, o si hubiesen acordado unilateralmente otros aumentos. Esto es lo que establece un borrador de decreto que ya fue redactado por el poder ejecutivo y que estaría en consideración de la CGT. En el mismo se incluye, además, un capítulo en el cual se establece que, hasta el 31 de marzo próximo, los despidos sin causa justa obligarán al empleador a comunicarlos al Ministerio de Producción y Trabajo con una antelación mínima de diez días hábiles, para que éste, de oficio o a petición de una de las partes, pueda convocar a audiencias “para considerar las condiciones de la futura extinción” del contrato laboral. Estarán exceptuados de la obligación de informar las empresas del sector de la construcción, según señala el texto de la norma.    

Aunque el borrador del decreto sólo se refiere al sector privado, ayer Andrés Rodríguez, secretario general de UPCN, aseguró que también los van a cobrar los empleados estatales. “Nosotros veníamos conversando para reabrir por tercera vez la paritaria y generar un alivio tratando de recuperar poder adquisitivo. Todavía no tenemos los números finales, pero consideramos que en pocos días podamos tener alguna respuesta”, apuntó durante una entrevista radial. Indicó que, en el caso del pago a empleados estatales, “los bonos son remunerativos, no bonificables”. 

El borrador del decreto que trascendió ayer tiene 13 artículos. Los últimos cuatro son de forma (bajo el título Disposiciones finales) y el resto dividido en dos capítulos: 1) Asignación no remunerativa, y 2) Procedimiento previo de comunicación para despidos sin justa causa. 

El artículo 1º establece, “a partir del 1º de noviembre de 2018, una asignación no remunerativa para todos los trabajadores en relación de dependencia del sector privado que ascenderá a 5000 pesos”, que se deberá abonar, por mitades, con los sueldos de noviembre y de enero próximo. Para los trabajadores en relación de dependencia con una jornada de trabajo inferior a la legal y convencional, la asignación se calculará en forma proporcional (artículo 2). 

El artículo 3 fija un mecanismo de excepción para “actividades o sectores que se encuentren especialmente en crisis o declinación productiva”. En tales casos, establece que las partes signatarias del convenio “podrán adecuar la implementación (del bono) en materia de plazos y montos”. Es decir que abre la posibilidad de estirar en el tiempo el cumplimiento de la obligación de pago para las múltiples actividades económicas que se encuentran en situación crítica. 

 El artículo 4 plantea las múltiples situaciones en las que el bono o asignación podrá ser absorbido por el empleador por pagos anteriores y, en consecuencia, exceptuado de la obligación de pagarlo. Esos casos, básicamente, son:

  • Si las partes firmantes del convenio colectivo hubiesen pactado un incremento sobre los ingresos en concepto de revisión salarial de la pauta previamente acordada por la paritaria para el año 2018. Esto es, los casos en que se hubiera reabierto la paritaria o se hubiera accionado las denominadas “cláusulas gatillo” de ajuste automático. En tales casos, la asignación no remunerativa o bono quedaría absorbida, “salvo que (las partes) acuerden expresamente su no absorción”.   
  • Otra alternativa es que las partes acuerden que el bono se tome como pago a cuenta de las sumas que puedan estar negociándose o pendientes de negociación, en materia de revisión salarial.  
  • Los empleadores que hubiesen otorgado unilateralmente otros incrementos sobre los ingresos de los trabajadores a partir del 1º de enero de 2018 (sin mediación de negociaciones colectivas) “podrán compensarlos hasta su concurrencia con la suma total de la asignación” establecida en esta norma. Es decir, si el aumento otorgado es menor a 5000 pesos, sólo deberán pagar ahora la diferencia. Si pagaron aumentos mayores, no están obligados a pagar el bono. 

El artículo 5 excluye expresamente a los trabajadores del sector público nacional, provincial y municipal de los alcances del decreto. 

A partir del artículo 6, se define el procedimiento previo de comunicación de despidos sin causa, que estará vigente sólo hasta el 31 de marzo de 2019. Por lo señalado en los artículos 6 y 7, la obligación del empleador de comunicar y la eventual convocatoria del Ministerio de Producción y Trabajo a las partes, no supone suspender o dejar sin efecto el despido, ya que se limita a “considerar las condiciones en que se llevará a cabo la futura extinción”. 

“Mientras tratamos de buscar una solución, hay muchas paritarias que se están realizando y también esto (por el bono) puede formar parte de las negociaciones” salariales, había expresado Dante Sica, ministro de Producción, por la mañana, generando preocupación por sus dichos. Con el borrador del decreto, se entiende el alcance que pretende darle el gobierno a esa “facilidad”.

 

Volver

Volver

El Tiempo
Pronóstico de Tutiempo.net
Horoscopo
Acuario
Piscis
Aries
Tauro
Géminis
Cáncer
Leo
Virgo
Libra
Escorio
Sagitario
Capricornio
Clasificados
Newsletter

Recibe nuestros newsleter