Imprimir

EN APASIONANTE PARTIDO FRANCIA DERROTÓ A BÉLGICA Y JUGARÁ POR TERCERA VEZ EN SU HISTORIA UNA FINAL DE UN MUNDIAL DE FÚTBOL

2018-07-11 |

 

 

por Lic. José Luis Casiva - @DiarioImpulso   

(joseluiscasiva@diarioimpulso.com.ar)   


 

 

Con un gol de Samuel Umtiti, el equipo de Deschamps se impuso por la mínima diferencia. Francia derrotó 1-0 a Bélgica y jugará su tercera final en un Mundial, son los primeros finalistas de Rusia 2018 y jugarán ante Inglaterra o Croacia.

 

La primera semifinal del Mundial de Rusia 2018 entregó el duelo de candidatos. Bélgica llegó al compromiso de San Petersburgo con la chapa que auguraba su potencial ofensivo al consolidarse como el equipo más goleador del torneo. Francia, en tanto, arribó al encuentro con la misión de revalidar el brillo de sus estrellas, al contar con el plantel más caro.

 

 

Un cabezazo letal de Samuel Umtiti en los albores del segundo tiempo bastó para sellar el pasaporte de Francia a la tercera final de su historia en la Copa del Mundo, al imponerse el martes 1-0 a Bélgica. En un tiro de esquina ejecutado por Antoine Griezmann a los 51 minutos, Umtiti consiguió anticiparse a Marouane Fellaini, custodio del primer palo. El zaguero del Barcelona saltó y le remató en las narices al arquero Thibaut Courtois, quien simplemente levantó las manos en un intento infructuoso por impedir que el balón entrara a las redes.

 

 

Y por enésima vez en este Mundial, una jugada a pelota detenida resultó crucial. Esta vez definió a un finalista, y Francia chocará el domingo por el título en Moscú con Inglaterra o Croacia, que se medían en la otra semifinal, este miércoles y también en la capital rusa.

 

El tanto francés no hizo sino radicalizar la estrategia que cada equipo había mostrado en el primer tiempo: Una Bélgica más agresiva y una Francia que apostaba a la contra. Abofeteados, los Diablos Rojos se lanzaron en forma desbocada en busca del empate. Les Bleus, se organizaron mejor atrás y apostaron a alguna transición rápida que les permitiera ampliar el marcador.

 

Pero quizás por la desesperación o tal vez por el cansancio que derivó de un encuentro disputado a un ritmo muy dinámico, las aproximaciones belgas fueron generando cada vez menos peligro.

 

 

En la primera final de su historia, Francia se coronó como anfitriona en 1998, merced a una goleada por 3-0 sobre Brasil, en aquella noche en que Ronaldo perdió misteriosamente sus superpoderes. En Alemania 2006, sucumbió por penales ante Italia, tras el infame cabezazo que recibió Marco Materazzi y que significó la expulsión de Zinedine Zidane y su despedida de los mundiales. Habrá por lo tanto cierto deseo de reivindicación en la selección francesa.

Volver

Volver

El Tiempo
Pronóstico de Tutiempo.net
Horoscopo
Acuario
Piscis
Aries
Tauro
Géminis
Cáncer
Leo
Virgo
Libra
Escorio
Sagitario
Capricornio
Clasificados
Newsletter

Recibe nuestros newsleter