Imprimir

EN 4 MESES CASI 11.500 MILLONES DE DÓLARES SE FUERON DEL PAÍS. SE VIENE UNA CRISIS SOCIO-LABORAL?

2018-05-27 |

 La crisis tuvo un pico máximo en el frente financiero. Ahora comenzó la faceta productiva con cierres y despidos y se está incubando la crisis sociolaboral. El acuerdo con el FMI lanza la economía a un ajuste recesivo sin atender la fragilidad de las cuentas externas.

En los primeros cuatro meses del año, la formación de activos externos neta (compraventa de billetes y transferencias de divisas) fue de 7392 millones de dólares. Esos verdes fueron para atesorar o fugar al exterior. Por viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta en el exterior, el saldo neto fue una salida de 4094 millones de dólares. O sea, por apenas dos vías, la del ahorro y la de gastos por turismo fuera del país, la sangría sumó 11.486 millones de dólares en el primer tercio del año. Proyectar en términos anuales esa cifra, que surge del anexo estadístico del informe del balance cambiario del Banco Central, muestra un monto superior al auxilio financiero mínimo suplicado por el presidente Mauricio Macri al FMI.

Otro número del sector externo difundido por el Indec en estos días agrega más tensión en la economía: el déficit comercial, la diferencia entre exportaciones e importaciones, fue de 938 millones de dólares en abril, acumulando 3420 millones en el cuatrimestre, 165 por ciento más que en igual período del año pasado. Cifra que también proyectada para el año ofrece un panorama inquietante. 

Sumar ambos números anualizados es tarea para el lector, resultado que le facilitará la interpretación del actual estado de situación. Si llega a la conclusión de que es una trayectoria insustentable, más se preocupará cuando identifique que el Gobierno no ve como crucial ese frente,  para aliviarlo con una serie de medidas, sino que sus cañones apuntan al de las cuentas fiscales. Mientras, las reservas siguen descendiendo y el dólar en las casas de cambio terminó la semana arriba de 25 pesos.

Sin atender el frente externo, sólo ocupándose de satisfacer la demanda de dolarización pidiendo ahora billetes verdes al FMI, Macri y la ortodoxia vuelven a tropezar con la misma piedra de experiencias pasadas con desenlaces conocidos. La reducción del gasto público con el freno a la obra pública, el despido de personal y la licuación del salario del empleado estatal (paritaria del 12 por ciento) sólo pavimenta el camino que conduce directamente a una recesión. El actual cuadro fiscal será aún peor porque la recesión provocada afectará la recaudación de impuestos. El ajuste podría alcanzar la meta fiscal en algún momento puntual, pero no sería sostenible porque la economía habría sido lanzada a un círculo vicioso de deterioro de los ingresos tributarios. 

 

Volver

Volver

El Tiempo
Pronóstico de Tutiempo.net
Horoscopo
Acuario
Piscis
Aries
Tauro
Géminis
Cáncer
Leo
Virgo
Libra
Escorio
Sagitario
Capricornio
Clasificados
Newsletter

Recibe nuestros newsleter